1/6

En el año 1942 cuando la Parálisis Infantil hacia estragos en los niños venezolanos, un visionario empresario, don Eugenio Mendoza Goiticoa crea la Fundación Venezolana contra la Parálisis Infantil con la finalidad de luchar contra la invalidez y otras secuelas de la Poliomielitis.

Producto de esta iniciativa logra la colaboración de otras personas y empresarios, y en 1945 construye su obra más significativa y de utilidad pública, el Hospital Antipoliomielítico de Caracas, con la misión de atender a la población más desprotegida afectada por la Polio.

Años más tarde el Dr. Jonas Edward Salk descubre y prueba la vacuna contra la Polio, que comienza a aplicarse masivamente a todos los niños con edades comprendidas entre los 02 meses y los 05 años. Posteriormente, en 1955 el Dr. Albert Sabin desarrolló la inmunización oral logrando resultados sumamente satisfactorios hasta el punto de casi erradicar la enfermedad.

Para el año 1956 existían ya pocos casos de Polio en el país, es por ello, que el Hospital Antipoliomielítico de Caracas, cambia su nombre por Hospital Ortopédico Infantil, ampliando su cobertura asistencial, atendiendo además de las secuelas de la Polio, afecciones del sistema locomotor y Neuromuscular.

En el transcurrir de los años el Hospital se ha convertido en centro de referencia nacional en Ortopedia, a la vez que se ha ido adaptando a las verdaderas necesidades de la población, ampliando su cobertura de servicios y atendiendo también a adultos.